Niveles de dificultad de las actividades

Senderismo

Raquetas de nieve

Barrancos

Montañismo

Vías Ferrata

Espeleología

Senderismo

Iniciación: Recorridos de hasta 300 metros de desnivel positivo acumulado y hasta 6 km de distancia horizontal. Normalmente corresponde a rutas de medio día. Nivel apto para personas poco habituadas a las caminatas pero que quieran descubrir la naturaleza o iniciarse en el senderismo.
Ejemplo: Ascensión a Siete Picos desde el Puerto de Navacerrada.

Medio: Recorridos de hasta 700 metros de desnivel positivo acumulado y hasta 10 km de distancia horizontal. Aquí ya empezamos a exigirle un poco a nuestras piernas y nuestros pulmones. Son rutas que requieren un mínimo de forma física y que estemos acostumbrados a largas caminatas.
Ejemplo: Ascensión a Peñalara por la pista forestal.

Alto: Rutas de hasta 1000 metros de desnivel positivo acumulado y normalmente de más de 10 km de recorrido horizontal. Excursiones exigentes que pueden discurrir por terreno irregular o de alta montaña, por lo que debemos estar acostumbrados a transitar por fuera de caminos marcados.
Requieren buena forma física y estar acostumbrados al esfuerzo que suponen.
Ejemplo: Ascensión al montón de Trigo desde Las dehesas.

Muy alto: Excursiones de más de 1000 metros de desnivel positivo acumulado y su consiguiente bajada. Generalmente son ascensiones a picos o recorridos en alta montaña, por lo que deberemos tener muy buena condición física y experiencia en el mundo del senderismo. Son salidas de un día entero o incluso deberemos hacer un viaje para lograr nuestro objetivo.
Ejemplo: Cuerda Larga

Raquetas de nieve

Similar a las actividades de senderismo, teniendo en cuenta que al ser el desplazamiento con raquetas de nieve, las condiciones de la nieve y el peso añadido en nuestros pies suponen un poco más de esfuerzo que los niveles indicados para senderismo.

Barrancos

Fácil: Barranco sin rápeles o con rápeles de fácil acceso y ejecución inferiores a 10 metros. Aguas en calma o con movimientos puntuales de fácil paso. Destrepes sencillos. Aproximación corta y/o sencilla.
Ejempo: Barranco del Júcar.

Medio: Barranco con rápeles de más de 10 metros de fácil acceso y ejecución. Destrepes estrechos o que nos exigirán una buena posición. El recorrido puede ser largo con algún paso técnico puntual, por lo que se requiere buena condición física. La aproximación y/o el retorno pueden ser largos.
Ejemplo: Barranco de Poyatos.

Alto: Rápeles largos con posible caudal medio que requiere cierta técnica. Recorrido largo con pasajes técnicos y exigente. Aproximación y/o retorno largos. Posibles obstáculos acuáticos obligados.
Ejemplo: Barranco del Mascún.

Montañismo

Iniciación: Recorridos de hasta 700 metros de desnivel positivo acumulado y hasta 10 km de distancia horizontal. Ascensiones sencillas o travesías cortas.
Ejemplo: Ascensión a Peñalara por la laguna de los Pájaros

Medio: Rutas de hasta 1000 metros de desnivel positivo acumulado y normalmente de más de 10 km de recorrido horizontal. Excursiones exigentes que pueden necesitar del uso de piolet y crampones.
Requieren buena forma física y estar acostumbrados al esfuerzo que suponen.
Ejemplo: Ascensión a La Mira desde Nogal del Barranco.

Alto: Excursiones de más de 1000 metros de desnivel positivo acumulado y su consiguiente bajada. Generalmente son ascensiones a grandes picos donde será necesario el uso de material específico (piolet y crampones, casco…). Para los más aguerridos montañeros.
Ejemplo: Ascensión al Aneto


Vías ferrata

Fácil: Equivalente a un K1 ó K2 en la escala Hüsler. Recorridos sencillos físicamente, con abundantes elementos de progresión donde los tramos verticales son cortos o inexistentes. Normalmente de pequeña longitud, son las más adecuadas para la iniciación.

Medio: Equivalente a un K3 en la escala Hüsler. Recorridos exigentes a nivel físico, se hace necesaria una cierta fuerza de brazos y un buen nivel aeróbico. Tramos verticales superiores a los 10 metros con posibilidad de algún paso extraplomado. Es necesaria una buena técnica gestual porque en algunos tramos el equipamiento puede ser escaso o ser necesaria la progresión por la roca.

Difícil: Equivalente a K4 ó K5 en la escala Hüsler. Recorrido muy exigente. Es necesaria muy buena forma física, fuerza de brazos y técnica gestual. Abundantes pasos en desplome que pueden llegar a ser de varios metros, escasos elementos de progresión. De gran longitud y sensación de vacío constante.


Epeleología

Fácil: Recorridos cortos y amplios con algún paso estrecho muy puntual. No se hacen necesarias técnicas de cuerda para la progresión. Apto para niñ@s y familias.

Medio: Recorridos de longitud moderada con algún paso estrecho o gatera. Puede ser necesaria la cuerda para la progresión mediante rápeles cortos y sencillos, no más de dos en cualquier caso. ¡No apto para claustrofóbicos!

Difícil: Cuevas de gran longitud donde es necesaria experiencia previa y técnica gestual en pasos estrechos, túneles y gateras. Son necesarias técnicas de progresión con cuerda como rápeles, pasamanos y remontes.
Actividad larga y técnica.

Todos los derechos reservados © 2016

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR